Redes Productivas

El Blog de Paz Garde

Optima infinito

#VidaSinEstrés: Qué no se te escape nada

| tiempo de lectura 1:32'

Es fácil conseguir que nada se te escape.

El cerebro no es un vaso por llenar, sino una lámpara por encender. Plutarco

Hablábamos en un post anterior de lo que ganas cuando capturas, de en qué consiste capturar, de qué hay que capturar y de los tres errores más habituales relacionados con capturar y cómo combatirlos.

Hoy hablaremos de dónde capturar.

Las cosas que se capturan solas, de manera automática, sin que tú intervengas, van a parar a «bandejas de entrada». Por otra parte, lo que tú utilizas para capturar cosas se llama herramientas de captura.

Existe un amplio número de herramientas de captura, tanto de alta como de baja tecnología, que se pueden utilizar para recopilar todos los incompletos.

Debes asegurarte de disponer de las herramientas necesarias que te permitan capturar tanto la información que tú mismo generas como la que proviene de fuentes externas.

Además de disponer del número adecuado de ellas, es también importante contar con las herramientas de recopilación o captura adecuadas, es decir, las que mejor se adapten a tus necesidades y preferencias concretas de captura. Aquí tienes algunas de ellas:

Bandejas de entrada físicas:

 

 

 

 

Son las ideales para capturar material físico.

Hojas en blanco y libretas

 

 

 

 

Van de maravilla para para recopilar ideas.

Grabaciones de voz y digitales

 

 

 

 

Cada vez son más las opciones que te permiten grabar mensajes que podrás procesar más tarde.

Correo electrónico y de texto

 

 

 

 

 

Una de las bandejas de entrada donde probablemente se te están recopilando la mayor cantidad de asuntos pendientes.

 

Actualmente contamos con la posibilidad de integrar de forma automática distintos canales. Las notas escritas en papel o en pizarras y los mensajes de voz pueden enviarse a bandejas de entrada digitales.

No hay un número óptimo de bandejas de entrada, cada persona tendrá que decidir las que mejor se adaptan a sus necesidades.

Mi recomendación es que tengas todas las bandejas que necesites para poder capturar en cualquier situación que te permitan hacerlo cómodamente y, también, las menos posibles, ya que luego hay que aclararlas, es decir, vaciarlas.

Comentarios

Jaír Amores Laporta avatar
Jaír Amores Laporta


Hola Paz! Aquí Jaír, de EfectiVida.
Qué bueno usar tu nombre, por cierto. ¡Cuánta falta hace!

Me ha gustado mucho tu artículo, conciso y bien explicado. Tengo una duda.
Aunque no uso GTD (en el pasado sí lo hize), sí que uso el sistema de bandejas de entrada y también capturo.
Tengo un checking de revisión de bandejas de entrada en el que incluyo revisar Feedly. Es un lector de feeds donde me van llegando los nuevos artículos de las webs que me interesan (entre ellas la tuya, por supuesto).
¿Cómo lo ves? ¿Es correcto hacerlo así? ¿O este tipo de entrada de información no se debería tratar como bandeja de entrada?

Muchas gracias de antemano Paz. Saludos!

 avatar


Hola, Jair:

Podemos tener un amplio número de bandejas de entrada. Por lo que me cuentas, para ti feedly es una más de esas bandejas de entrada.

Cuando usas GTD, el contenido de las bandejas de entrada se procesa. Es importante tener en cuenta que no tenemos por qué vaciar todas nuestras bandejas de entrada con la misma frecuencia o a la misma hora, pero una bandeja procesada es una bandeja vacía.

Gracias por tu comentario.
Paz

Todo el contenido de Redes Productivas, el Blog de Paz Garde, está bajo una Licencia Creative Commons 4.0 Internacional (Reconocimiento - Compartir bajo la misma Licencia).

2014-2020 Paz Garde - Algunos derechos reservados

Ir al contenido