Redes Productivas

El Blog de Paz Garde

Optima infinito

#ConfíaEnTusDecisiones: Inteligencia, Control y Racionalidad

| tiempo de lectura 1:47'

Daniel Goleman, Walter Mischel y Kanheman nos hablan de los beneficios del control sobre nosotros mismos.

“Tal vez no haya habilidad psicológica más esencial que la de resistir al impulso.” Daniel Goleman

En condiciones de confianza plena y sin una situación de necesidad económica, ¿Preferirías recibir 3.500€ ahora o 3.800€ el próximo mes?

Las personas que están dispuestas a esperar son aquellas que son capaces de postergar la gratificación con el fin de obtener un mayor beneficio en el futuro. Es decir, personas que ejercen su capacidad de autocontrol, ¿Eres tú una de esas personas? ¿Prefieres esperar al próximo mes y recibir 3.800€?

El autocontrol juega un papel importante en nuestras vidas.

Kahneman en su libro «Pensar rápido pensar despacio» nos cuenta que hay estudios que avalan que:

– Existe una correlación entre el autocontrol y la capacidad que tienen las personas para adquirir y procesar la información.
– Los niños que muestran más autocontrol obtienen puntuaciones sustancialmente más altas en test de inteligencia que los niños que no muestran autocontrol.
– Cuando entrenamos el control de la atención mejoramos nuestras puntuaciones en test no verbales de inteligencia y la mejora se mantiene durante varios meses.
– Tenemos genes específicos que están implicados en el control de la atención.

Para alcanzar muchos de nuestros objetivos es necesario que nuestra fuerza de voluntad prevalezca sobre nuestra parte más instintiva. Es decir, para conseguir determinados resultados el racional «Sistema 2» se tiene que imponer a la hedonista «Sistema 1».

Todo esto lo sabemos gracias a múltiples experimentos. Uno de los más relevantes es el  de Walter Mischel. ¿Has oído hablar de este estudio?

Consistía en encerrar a niñ@s en una habitación frente a un Marshmallow – nube de azúcar en inglés- o una galleta. Si eran capaces de permanecer quince minutos sin comerse el dulce recibirían, como recompensa, otra golosina más de premio.

Se hizo un seguimiento de estos niñ@s durante más de cuarenta años y, entre otras cosas, se observó que los que fueron capaces de resistir la tentación:

– Obtuvieron mejores calificaciones.
– Eran menos propensos a tomar drogas.
– Obtenían puntuaciones sustancialmente más altas en test de inteligencia.

En definitiva, parece que el autocontrol puede ser una virtud que ayude a predecir el éxito de una persona mejor que su coeficiente intelectual.

Hoy sabemos que el autocontrol es una destreza que se puede desarrollar y que entrenarla tiene consecuencias beneficiosas para nuestro cerebro y para nuestra vida.

¿Te animas a practicar el autocontrol?

Todo el contenido de Redes Productivas, el Blog de Paz Garde, está bajo una Licencia Creative Commons 4.0 Internacional (Reconocimiento - Compartir bajo la misma Licencia).

2014-2020 Paz Garde - Algunos derechos reservados

Ir al contenido