Categorías
Crónicas

VI Jornadas OPTIMA LAB: Trabajo efectivo en red

VI Jornadas OPTIMA LAB: Trabajo efectivo en red.

“La red es mucho más que un medio de comunicación; es un medio de interacción personal, organización, relación de larga distancia, y una forma, una cierta atmósfera en la que vida personal y digital están integradas. Ya no vivimos en un mundo físico o virtual, sino en un mundo híbrido que participa de ambas esferas.” Manuel Castells

En OPTIMA LAB seguimos avanzando, aprendiendo, trabajando y, como en años anteriores por estas fechas, celebrando nuestras Jornadas de Innovación en el Palacio de los Infantes del Euroforum.

Esta vez, celebrábamos las sextas jornadas y, como en ocasiones anteriores, alguien – no recuerdo quien – dijo una frase. Una frase que se repite, y se ha repetido, en todas y cada una de nuestras jornadas. Una frase que parece estar grabada a fuego en nuestras mentes. Esa frase es «está todo por hacer». Cierto, pero, por primera vez, empiezo a pensar, tras estas jornadas, que aunque hay mucho por hacer, también hay muchas cosas hechas.

Han pasado muchas cosas desde septiembre del 2014, cuando nos presentamos como una Comunidad de Práctica (CoP) que innova en productividad personal y organizativa.

Las personas que formamos OPTIMA LAB hemos trabajando desde entonces para, «sin caer en la utopía, llevar las cosas desde la imaginación a la evidencia». Algunas de las cosas que han pasado a día de hoy son:

  • OPTIMA LAB se define como una red productiva que ayuda a personas y organizaciones a ser más efectivas para lograr sus resultados por medio del aprendizaje basado en la experiencia y nuevas metodologías centradas en las personas.
  • Tenemos procedimientos efectivos de trabajo en red y una forma de gestión efectiva de reuniones que nos permiten seguir consiguiendo resultados.
  • Somos los distribuidores oficiales para España de GTD®, el nuevo estándar en productividad personal, y de OPTIMA3®, la metodología de efectividad personal de vanguardia.
  • Seguimos empeñados en ofrecer valor real a la sociedad y nos sentimos satisfechos manteniendo relaciones de confianza y colaboración, a largo plazo, con los clientes.

Sobre lo vivido en estas últimas jornadas, os contaré que he echado mucho de menos a Jesús Serrano, quien ha decidido tomar oxígeno y recuperar el equilibrio. También, que fue todo un placer desvirtualizar a Alberto Almoguera, blogger de productividad, y que me siento afortunada por haber pasado estos días con mis compañeros y amigos de OPTIMA LAB: Jerónimo, Antonio José, David, Cruz y José Miguel.

Sobre lo que hemos estado haciendo estos días, destacaría lo aprendido, de la mano de Jerónimo, sobre el taller de oficial de GTD®. Lo interesante y enriquecedor del trabajo que nos presentó Antonio José Masiá sobre nuestros niveles de felicidad en el trabajo, por medio de la metodología del iOpener Institute, y que quedé encantada y con ganas de que María Montaña Redondo nos contara aún más cosas sobre el dress-code.

Además, en esta ocasión, tuvimos un fantástico cierre de la mano de Oscar Moussa, que ha hecho un gran trabajo con este video-resumen de estas jornadas. Espero que os guste.

Puedes leer más crónicas en:

VI Jornadas OPTIMA LAB: knowmads en acción
VI Jornadas OPTIMA LAB: Las personas son la caña
VI Jornadas OPTIMA LAB: Haciendo bien las cosas correctas
VI Jornadas OPTIMA LAB: Esencia de Efectividad
Y próximamente en Experiencia Productiva

 

 

 

Categorías
Metodologías

Redes Productivas: Configuraciones muy Humanas

Redes Productivas: Configuraciones muy Humanas

«La red es la configuración en la que somos plenamente humanos, ya que hace posible que encontremos identidad y dirección sin renunciar un ápice a nuestra autonomía. La red es la única configuración en la que es posible brillar con luz propia al mismo tiempo que otros también lo hacen»  Eugenio Moliní

Como os contaba recientemente, entre mis proyectos está aplicar el Modelo de Roles de Belbin. El objetivo es identificar los comportamientos más eficaces para el trabajo en red. Estoy aprovechando para practicar y aprender con los nodos de OPTIMA LAB.

El modelo de los Roles de Belbin es un recurso muy apropiado para entornos de red, por varios motivos. Por una parte, porque los estudios de Meredith Belbin nacen en un entorno académico. Entornos, que además eran no jerárquico y que, por tanto, podría ser considerado como un modelo de trabajo en red. Por otra parte, porque Meredith Belbin llega a la conclusión de que la clave para obtener buenos resultados está más en la diversidad de los roles que en las personas involucradas en cualquier proyecto. Esto pone en entredicho el estereotipo del líder clásico que, como superior, dirige a subordinados, delega y, en definitiva, interfiere en el trabajo de los otros, para defender un modelo en el que los resultados se obtienen por medio del liderazgo compartido y distribuido entre las personas involucradas en el proyecto. De hecho, en el modelo de Roles de Belbin todos, los 9 roles, son igual de importantes y necesarios.

El objetivo de las prácticas que estoy llevando a cabo es aprender a ser más productivos a la hora de enfrentarnos a un proyecto como red. La experiencia está siendo realmente satisfactoria por ahora. Mi experimento más reciente ha sido llevar a cabo un análisis aplicando el modelo de roles de Belbin a los nodos de la red OPTIMA LAB.

Hace un par de semanas, empezamos todos haciendo los test y después compartí los resultados con toda la red. Charlar abiertamente, en un entorno seguro, de respeto y aceptación, nos ha ayudado a conocernos mejor y a valorar y reconocer la contribución de los que son distintos a nosotros. Hemos hablado sobre nuestras fortalezas y también sobre todas esas cosas que nos gusta hacer y que además hacemos bien y ofrecemos a la red. Del mismo modo, hemos compartido impresiones sobre esos otros roles en los que nos sentimos inseguros, o que no nos gustan, y para los que sabemos que hay personas de la red que son mejores que nosotros. También hemos compartido nuestras experiencias sobre cómo nuestras aportaciones pueden resultar fantásticas o  inapropiadas dependiendo de la fase del proyecto en la que nos encontremos.

A partir de los resultados de los test, hemos podido comprobar lo que intuíamos, es decir, que somos un grupo de personas innovadoras, imaginativas, y con ganas de cambiar las cosas. Según la propia expresión del informe Belbin, la mayoría de nosotros somos «agentes de cambio» natos. Según ese mismo informe, somos una red equilibrada y con gran variedad en las cualidades de las personas que la forman. Además, reunimos las condiciones para ser una red productiva de alto rendimiento, ya que contamos con todos los roles necesarios para conseguir buenos resultados.

Es un primer paso pero estoy muy ilusionada con el futuro. Seguiremos dando pasos hacia delante. Tenemos muchas ganas de hacer cosas. Pensamos que un cambio que necesitan las organizaciones es el de la productividad centrada en las personas.

Categorías
Crónicas

#optimalab, Enredados y Enredando

Las primeras jornadas de innovación en productividad #optimalab han llegado a su fin y mi balance de estas es muy positivo.

El viernes cinco y seis de septiembre estuve hablando, riendo, compartiendo y aprendiendo con siete, más una, personas extraordinarias.

Estábamos allí Antonio José Masiá, Cruz Guijarro, David Sánchez, Silvestre Segarra, Jesús SerranoJosé Miguel Bolívar, y Jerónimo Sánchez que aunque físicamente estaba en México, todos le tuvimos muy presente.

Han sido unos días intensos, que sospecho tendrán consecuencias muy positivas a lo largo del tiempo. Ya os iré contando sobre la marcha. De momento, mi próximo proyecto es aplicar lo que he aprendido recientemente sobre el Modelo de Roles de Belbin para identificar los comportamientos más eficaces para el trabajo en red de los nodos de OPTIMA LAB.

Pero hoy quiero dedicar este post especialmente a dar las gracias a las personas que han compartido estas jornadas conmigo. Me habéis enseñado muchas cosas. Gracias por ser ejemplo de que cuando hay un propósito, y la pasión y el trabajo van de la mano, los resultados son extraordinarios. Por vuestra amabilidad y sentido del humor, por la calidad de vuestras aportaciones, por la sinceridad, valentía, franqueza y calidez de vuestro feedback. Gracias por vuestro respeto auténtico a la diversidad.

Unos días para que las personas de #optimalab enredáramos.

Nuestro primer encuentro ha terminado, pero nosotros seguimos hablando, riendo, aprendiendo, «cocinando» y compartiendo en red, conversando sobre redes de aprendizaje y redes productivas, explorando a fondo la productividad individual y colectiva.

Mi propósito es seguir caminando y compartiendo mi experiencia, soñando y creando, teniendo presente una frase que José Miguel escuchaba decir, cuando era niño, a su abuelo y que utilizó para cerrar estas primeras jornadas: «sin caer en la utopía, hay que llevar las cosas desde la imaginación a la evidencia«.

Categorías
Reflexiones

¿Qué Son las Redes Productivas?

«Cada uno hace su camino, en función de sus intereses, sus valores, su experiencia, su capacidad para utilizar la red»  Manuel Castells

Trataré de dar una definición con ayuda de la RAE, de lo que he leído por Internet y de mi propia experiencia.

Yo diría  que una red productiva es un grupo de personas que, motivadas por intereses personales, se estructuran de forma no jerárquica y dinámica, en torno a un proyecto o a una idea, con el objetivo de producir bienes y/o servicios con un fin económico.

Personalmente no creo que sea algo nuevo. A lo largo de la historia, las personas ya se han organizado antes de esta manera. Me encantaría conocer algún antropólogo para poder preguntarle sobre redes productivas, porque sospecho que pueden ser las estructuras económicas predominantes en algunas culturas.

Independientemente de que nos gusten más o menos, de que tengan ventajas o inconvenientes frente a otros modelos, las redes productivas son una realidad. Una realidad que está tomando cada vez más relevancia. Hoy en día encontraras profesionales que llevan a cabo proyectos y se organizan  formando estructuras no jerárquicas, gracias a que Internet nos lo permite y a que hay personas que no quieren, o no pueden, trabajar sujetos a los modelos jerárquicos tradicionales.

Frente a esta realidad, y consciente de que hay mucho por hacer para conseguir que las redes productivas sean más eficaces y eficientes, quiero enfrentarme al reto de investigar, aprender, proponer y compartir formas de mejorar el trabajo en red.

Me encantará contar con tu ayuda en forma de comentarios y con tu interés.