Categorías
Crónicas

#REDCA Zaragoza: A pecho descubierto

Este último encuentro de Redca Zaragoza a sido especialmente emotivo para mí.

“Esoy mucho más decidida de lo que crees, y al final, ganaré. – ¿Que ganarás? ¿Cuál puede ser la victoria de una gata en un tejado de zinc caliente? – Seguramente continuar en él mientras lo resista.”La Gata sobre el Tejado de Zinc

El 14 de Julio estuvimos en Zaragoza, celebrando un nuevo encuentro de la Red de Consultoría Artesana «Redca». Si tienes interés puedes échale un vistazo a la Declaración #Redca y si quieres, y te identificas con sus valores, puedes adherirte a ella.

Me siento muy afortunada de formar parte de Redca y siempre me acerco a estos encuentros con el deseo de aportar lo que soy y la seguridad de que aprenderé, y lo pasaré bien, junto a personas maravillosas como Amalio, Ana, Asier, José Miguel, Juanjo, Julen, Manel y Naiara.

En esta ocasión, dedicamos la mayor parte del tiempo a ponernos al día. Contamos de dónde venimos, dónde estamos y hacia dónde nos dirigimos profesionalmente. Esto lo hicimos desde un prisma muy íntimo y personal. Porque como dice Julen «Nunca como ahora me pareció tan evidente que nuestra vida es una y que lo personal y lo profesional, fundido en una única materia, es lo que nos define.»

Se dijeron muchas cosas que me resultaron muy interesantes, se trataron muchos temas y son muchas las ideas que siguen dando vueltas en mi cabeza buscando su lugar. Mucho de lo que hablamos lo ha recogido Amalio en su post. 25+1 pistas de consultoría artesana. Creo que te gustará leerlo.

Yo, en este post, simplemente quiero compartir una reflexión que se ha hecho evidente para mí tras este encuentro. Esa reflexión es que el trabajo artesano se construye en el terreno de la vulnerabilidad porque cuando, con honestidad y sinceridad, pones lo que eres en lo que haces te expones a ti mismo con cada proyecto.

Es una forma de trabajar “a pecho descubierto” muy gratificante, aunque desgasta e, incluso, en ocasiones duele. Es la forma de trabajar que queremos, que hemos elegido libremente o, tal vez, la única forma de trabajar que entendemos posible.

Por otra parte, no creo que esto sea algo exclusivo de la consultoría artesana, sino una manera de relacionarse con el entorno que está abierta a todas aquellas personas que quieran trabajar y vivir tratando de ser coherentes y sinceras con sus clientes, sus compañeros y, sobre todo, con ellas mismas.

Supongo que simplemente se trata de trabajar siendo consciente de que no somos máquinas, sino personas que se relacionan con otros seres humanos.

Y, para terminar, solo añadir que espero impaciente nuestro próximo encuentro 🙂


A continuación, iré dejando el enlace a las crónicas que se siguen escribiendo sobre el evento #Redca8:

Categorías
Metodologías

¿Cómo se puede reconocer una visión compartida?

Es más fácil trabajar con personas cuando hay una visión compartida.

La misma utilidad que ofrece el ejercicio de «la visión» en GTD es aplicable al mundo de las organizaciones.

El poder de una «visión» compartida reside en que opera al nivel de los valores y aspiraciones más profundas de las personas, trascendiendo las diferencias y los intereses individuales, para aunar esfuerzos en la búsqueda de un objetivo común.

Es habitual que las empresas dediquen recursos a redactar una declaración de su «visión». Para realizar este trabajo se suele involucrar a personas representativas de las distintas áreas y funciones de la organización. El resultado de este trabajo es un texto breve que, desafortunadamente, suele terminar simplemente decorando algún lugar visible para clientes y empleados.

Estoy convencida del valor que aporta hacer una declaración de «visión», ya que imaginar la apariencia que queremos que tenga el futuro nos aporta información relevante para tomar decisiones en el presente.

Comparto además la afirmación de Peter Senge en su libro «La quinta disciplina» sobre que «Una visión compartida no es una idea. Ni siquiera es una idea tan importante como la libertad. Es una fuerza en el corazón de la gente, una fuerza de impresionante poder. Puede estar inspirada por una idea, pero si es tan convincente como para lograr el respaldo de más de una persona, deja de ser una abstracción. Es palpable. La gente comienza a verla como si existiera. Pocas fuerzas humanas son tan poderosas como una visión compartida “.

Pero, el hecho de crear un texto entre varias personas de una misma compañía no nos garantiza que estemos creando una visión compartida. Una declaración de visión es real cuando se traduce en algo palpable.

Una visión compartida puede aparecer por adopción o por intersección de las visiones de otras personas. Y, desde mi punto de vista, el impacto de una visión compartida no se mide por lo llamativa que resulta cuando la lees sino por la capacidad que evidencia de mover a las personas a la acción.

Categorías
Crónicas

VI Jornadas OPTIMA LAB: Trabajo efectivo en red

VI Jornadas OPTIMA LAB: Trabajo efectivo en red.

“La red es mucho más que un medio de comunicación; es un medio de interacción personal, organización, relación de larga distancia, y una forma, una cierta atmósfera en la que vida personal y digital están integradas. Ya no vivimos en un mundo físico o virtual, sino en un mundo híbrido que participa de ambas esferas.” Manuel Castells

En OPTIMA LAB seguimos avanzando, aprendiendo, trabajando y, como en años anteriores por estas fechas, celebrando nuestras Jornadas de Innovación en el Palacio de los Infantes del Euroforum.

Esta vez, celebrábamos las sextas jornadas y, como en ocasiones anteriores, alguien – no recuerdo quien – dijo una frase. Una frase que se repite, y se ha repetido, en todas y cada una de nuestras jornadas. Una frase que parece estar grabada a fuego en nuestras mentes. Esa frase es «está todo por hacer». Cierto, pero, por primera vez, empiezo a pensar, tras estas jornadas, que aunque hay mucho por hacer, también hay muchas cosas hechas.

Han pasado muchas cosas desde septiembre del 2014, cuando nos presentamos como una Comunidad de Práctica (CoP) que innova en productividad personal y organizativa.

Las personas que formamos OPTIMA LAB hemos trabajando desde entonces para, «sin caer en la utopía, llevar las cosas desde la imaginación a la evidencia». Algunas de las cosas que han pasado a día de hoy son:

  • OPTIMA LAB se define como una red productiva que ayuda a personas y organizaciones a ser más efectivas para lograr sus resultados por medio del aprendizaje basado en la experiencia y nuevas metodologías centradas en las personas.
  • Tenemos procedimientos efectivos de trabajo en red y una forma de gestión efectiva de reuniones que nos permiten seguir consiguiendo resultados.
  • Somos los distribuidores oficiales para España de GTD®, el nuevo estándar en productividad personal, y de OPTIMA3®, la metodología de efectividad personal de vanguardia.
  • Seguimos empeñados en ofrecer valor real a la sociedad y nos sentimos satisfechos manteniendo relaciones de confianza y colaboración, a largo plazo, con los clientes.

Sobre lo vivido en estas últimas jornadas, os contaré que he echado mucho de menos a Jesús Serrano, quien ha decidido tomar oxígeno y recuperar el equilibrio. También, que fue todo un placer desvirtualizar a Alberto Almoguera, blogger de productividad, y que me siento afortunada por haber pasado estos días con mis compañeros y amigos de OPTIMA LAB: Jerónimo, Antonio José, David, Cruz y José Miguel.

Sobre lo que hemos estado haciendo estos días, destacaría lo aprendido, de la mano de Jerónimo, sobre el taller de oficial de GTD®. Lo interesante y enriquecedor del trabajo que nos presentó Antonio José Masiá sobre nuestros niveles de felicidad en el trabajo, por medio de la metodología del iOpener Institute, y que quedé encantada y con ganas de que María Montaña Redondo nos contara aún más cosas sobre el dress-code.

Además, en esta ocasión, tuvimos un fantástico cierre de la mano de Oscar Moussa, que ha hecho un gran trabajo con este video-resumen de estas jornadas. Espero que os guste.

Puedes leer más crónicas en:

VI Jornadas OPTIMA LAB: knowmads en acción
VI Jornadas OPTIMA LAB: Las personas son la caña
VI Jornadas OPTIMA LAB: Haciendo bien las cosas correctas
VI Jornadas OPTIMA LAB: Esencia de Efectividad
Y próximamente en Experiencia Productiva

 

 

 

Categorías
Series

#Sé+Eficaz 11: Reducir incoherencias aumenta tu productividad

Reducir incoherencias aumenta tu productividad.

Hay millones de personas esperando la inmortalidad que no saben qué hacer con sí mismas una tarde lluviosa de domingo. Susan Ertz

En el capítulo 11, David Allen nos dice que:

«Todos nosotros, a nivel tanto personal como empresarial, tendemos a negarnos inconscientemente la posibilidad de conseguir cosas nuevas y mejores, porque tenemos miedo de no estar a la altura. La mayoría de nosotros pensamos que queremos «más» de muchas cosas: más dinero, más clientes, más responsabilidad, más diversión, más tiempo. ¿Pero lo queremos realmente? He aprendido que lo que quiero conscientemente es solo una parte de lo que dirige mis “energías creativas” y que “limpiar” y racionalizar todos los sistemas de la vida y del trabajo aumentan la capacidad para asumir una mayor implicación en el mundo.»

Reducir las incoherencias aumenta nuestra productividad personal. Sabemos que es muy recomendable hacer «orden mental» y, seguramente, la mayoría de nosotros hemos experimentado los beneficios, en términos de eficiencia, que produce conciliar lo que hacemos con lo que sentimos y con lo que pensamos.

Pero las prisas, y nuestro día a día, nos ponen difícil prestar atención a las «incomodidades» que nos avisan de que las cosas no van bien. Los avisos de nuestro inconsciente, en forma de pensamientos recurrentes o de «síntomas físicos» difíciles de expresar con palabras, son algunas de las muestras de estas tensiones internas entre «lo que realmente queremos», a nivel inconsciente, y «lo que creemos que queremos», a nivel consciente. Además, esas incoherencias, que a nivel personal vivimos sin apenas darnos cuenta, se muestran con total claridad a las personas de nuestro entorno. Nuestras incoherencias son evidentes cuando nuestras palabras dicen una cosa y nuestra comunicación no verbal dice otra distinta.

Si realmente quieres combatir las incoherencias, una buena estrategia es:

  • Capturar todos esos «avisos» del inconsciente, empezando, por ejemplo, por prestar atención a esas pequeñas señales físicas.
  • Pararte a pensar, a fin de entender la correlación entre los acontecimientos y las «señales».
  • Preguntarte qué tendrías que hacer para que «esas cosas» dejaran de «incomodarte». Hacer un ejercicio de autoanálisis ayuda a entender los motivos de las incoherencias y lo que están diciendo de ti.
  • Actuar. Introducir cambios, practicando el método de ensayo/error. Una vez que se ha entendido de qué se trata, entonces se puede actuar sobre ello y romper así con las tensiones internas.

Reprocharnos lo que hacemos, o lo que deberíamos dejar de hacer, es improductivo y además nos resta energía. Por el contrario, detectar, capturar y entender lo que está «actuando» en nuestra mente, y empezar a introducir acciones encaminadas a producir los cambios necesarios para que las incoherencias desaparezcan, aumentará nuestra productividad personal.

Categorías
Crónicas

III y IV Jornadas OPTIMA LAB: Tomando decisiones sensatas

III y IV Jornadas OPTIMA LAB:

OPTIMA LAB
es una red productiva que ayuda a personas y organizaciones a ser más efectivas para lograr sus resultados por medio del aprendizaje basado en la experiencia y nuevas metodologías centradas en las personas

Ha pasado apenas un año desde aquellas primeras Jornadas de Innovación OPTIMA LAB en El Escorial, en septiembre de 2014, y ya hemos celebrado las IV.

Durante este tiempo los nodos de OPTIMA LAB hemos compaginado el trabajo en remoto con las jornadas presenciales. Personalmente me gusta mucho este «mix” entre trabajo remoto y trabajo presencial. Trabajar en remoto me ayuda a tener equilibrio entre lo personal y lo profesional y permite avanzar a buen ritmo los proyectos. Por otro lado, el trabajo durante las jornadas con mis compañeros de red me aporta ir tejiendo esos lazos humanos de confianza y amistad que hacen del trabajo algo muy saludable, además de permitirnos trabajar aquellos temas que entendemos se tratan de forma más eficiente cuando estamos todos juntos.

Tanto en las III jornadas de OPTIMA LAB que tuvieron lugar en Elche (Alicante) del 5 al 7 de junio como en las IV jornadas celebradas en Las Matas (Madrid) los pasados días 5, 6, y 7 de septiembre, estuvimos aprendiendo y trabajando, junto al consultor artesano Juanjo Brizuela, sobre branding. Además, en estas últimas, contamos también con la consultora artesana Naiara Pérez de Villarreal para que nos ayudara en temas de identidad digital en red.

Con el más puro estilo «aprender haciendo», hemos abordado estos temas desde un enfoque de transparencia. Hemos tratado de ser coherentes entre lo que hacemos y lo que decimos que hacemos. Hemos tratado de ponernos en la piel de nuestros clientes y también hemos hecho el ejercicio de mirarnos a nosotros mismos y observar nuestra diversidad.

Durante estas jornadas me he reído, he aprendido y siento que hemos trabajado mucho y muy bien. Hemos construido cimientos y hemos integrado visiones y puntos de vista. Ha habido mucho debate. He podido confirmar, una vez más, que es posible encontrar soluciones de suma positiva cuando defiendes tu postura con comunicación directa y escuchas con interés genuino la visión de los otros.

Actualmente, los nodos de la red OPTIMA LAB somos: Antonio José Masiá, Cruz Guijarro, David Sánchez, Enrique Gonzalo, Jesús Serrano, José Miguel Bolívar, Jerónimo Sánchez y yo misma. Aprovecho para mandar un saludo a Silvestre Segarra que, aunque nos acompañó en los primeros pasos de OPTIMA LAB, ha decidido centrarse en otros temas.

Yo diría que, en resumen, estos días, hemos hecho tres cosas:

  • Nos hemos parado sistemáticamente a pensar antes de hacer.
  • Hemos intentado tomar siempre decisiones sensatas.
  • Hemos completado muchas siguientes acciones

Y estas tres cosas, sin duda, nos han ayudado a seguir creciendo y madurando como red productiva.