Categorías
Crónicas

#CaféyProductividad: Mi punto de vista

El pasado sábado 21 estuve en el CaféyProductividad de Otoño 2017.

Este evento, que organizan Jeroen Sangers, Jordi Sánchez y Daniel Aguayo desde hace años, se celebró en esta ocasión en Madrid, en las fantásticas instalaciones de Liferay.

Pasé una productiva mañana de sábado disfrutando con la conversación que mantuvimos los 10 bloggers que nos reunimos para compartir nuestros puntos de vista sobre productividad y efectividad.

De forma animada, en este CaféyProductividad, cada uno de nosotros fuimos compartiendo y escuchando los distintos puntos de vista sobre tres temas. Puedes leer sobre lo que allí se dijo en la crónica que ha escrito Vanesa Tejada. Mi intención en este post no es contar lo que allí se dijo, sino compartir mi punto de vista sobre los temas que allí se trataron.

Estrategias que pueden ayudar a que las personas adquieran hábitos productivos tras una formación en productividad personal

Es importante ofrecer la posibilidad de realizar reuniones de acompañamiento para que las personas que quieren adquirir los hábitos sientan que no están solos, sino que cuentan con alguien que les puede ayudar a aclarar posibles dudas y con quien compartir sus experiencias y logros a lo largo de su camino de aprendizaje.

Por otro lado, también es importante facilitar material de referencia para que las personas puedan profundizar, a su ritmo, y ampliar la información adquirida en un curso.

Y, por supuesto, en relación con el aprendizaje concreto de la metodología GTD®, tengo que decir que si quieres tener la seguridad de que estas adquiriendo los hábitos y comportamientos correctos para usar GTD®, mi recomendación es que hagas formación oficial GTD®, la única formación que te asegura que es GTD® de verdad y no una interpretación más o menos acertada de la metodología.

Existen unos principios universales de la productividad/efectividad personal

Al margen de hacer una lista exhaustiva de todos ellos, mi respuesta es sí, sin ninguna duda, existen. Creo que todas las personas – TODAS – somos más efectivas, por ejemplo, cuando:

  • Trabajamos sin interrupciones, en espacios libres de distracciones
  • Prestamos atención a lo que estamos haciendo
  • Aprovechamos nuestra «energía mental»
  • Pensamos antes de hacer
  • Antes de hacer, definimos qué tenemos que hacer y cuándo estará hecho

En definitiva, aunque no haya ningún «manifiesto» al respecto – al lo menos que yo sepa – todas las personas experimentamos que mejora nuestra efectividad cuando actuamos de unas formas concretas. Los principios sobre los que se asientan esos comportamientos son precisamente los principios universales de la efectividad personal.

Objetivos: Cuál es el punto óptimo a la hora de definirlos

Sin entrar en los objetivos que nos vienen impuestos por agentes externos (estos llegan como llegan), para mí lo más importante a la hora de expresar un objetivo que yo me he marcado es que:

  • Me resulte motivador
  • Me dé información de lo que quiero conseguir
  • Tenga asociado acciones concretas para ejecutarlas en mi día a día

Cómo puedes ver, no necesito poner fechas que me angustien, ni machacar mi autoestima por no hacer lo que no he podido hacer.

Lo que sí hago es revisar mis objetivos periódicamente y observar la tendencia, es decir, si mis acciones me acercan o me alejan de ellos. También busco maneras que me ayuden a conseguir mis objetivos con una actitud positiva.

En resumen, los objetivos nos deben ayudar a tener la vida que queremos en lugar de convertirse en una fuente adicional de presión y frustración.

 

Para cerrar, os mando un fuerte abrazo tod@s los que allí estuvisteis y un especial agradecimiento a los organizadores del CaféyProductividad 2017 . Espero que volvamos a vernos.

Categorías
Metodologías

Información estratégica en las áreas de responsabilidad

“Las áreas de enfoque o responsabilidad pueden ser muy útiles como listas de comprobación que aseguren el equilibrio y la inclusión de sus elementos principales: tu vida, un proyecto o un departamento” David Allen.

Las áreas de enfoque y responsabilidad son las distintas facetas de nuestra vida personal y profesional que son relevantes para cada uno de nosotros. Parcelas clave de nuestra vida y nuestro trabajo a las que prestamos atención o pensamos que deberíamos prestársela.

Es probable que dentro de nuestro trabajo nos encontremos con diferentes áreas de responsabilidad. Todos nosotros, además, tenemos otras facetas más personales que también requieren de nuestra atención. Facetas como por ejemplo nuestra pareja, los hijos, la casa, las relaciones sociales, nuestra salud, el deporte o nuestro desarrollo personal.

Dice David Allen que, para la mayoría de las personas, existen entre 10 y 15 áreas de responsabilidad. Nos propone que, para identificarlas, examinemos nuestros proyectos y acciones, preguntándonos: ¿Por qué estoy haciendo esto? ¿Qué ámbito de interés o responsabilidad refleja?

Personalmente, tener identificadas las áreas de atención, me ayuda a:

  1. Tener presente información actualizada sobre lo que es importante para mí. Esto es útil para poder activar proyectos y realizar acciones que me permitan mantener el rumbo o introducir cambios para modificarlo.
  2. Poner en contexto «para qué» hago muchas de las cosas que hago, aportando sentido a siguientes acciones y proyectos.

Hacer un listado de todas las áreas de enfoque y responsabilidad me parece una práctica muy útil para cualquier persona, aunque no use GTD®, porque facilita hacer un ejercicio de coherencia entre lo que queremos hacer y lo que hacemos.

Aunque en ocasiones no nos guste, cada uno de nosotros somos lo que hacemos – o dejamos de hacer – en nuestro día a día. Enfrentar nuestra realidad diaria con ese listado de «áreas de enfoque o responsabilidad» nos ayuda a descubrir posibles disonancias entre lo que queremos hacer y lo que realmente hacemos. A partir de ahí, podemos empezar a poner en práctica estrategias que nos ayuden a hacer lo que tenemos que hacer para ser coherentes con lo que queremos hacer.

Todos nosotros tenemos múltiples facetas que requieren de nuestra atención y eso hace necesario encontrar un punto personal de equilibrio. La claridad sobre nuestras principales áreas de responsabilidad, tanto personales como profesionales, nos ayuda a encontrar un equilibrio en nuestra vida. Esto a la mayoría de nosotros hace que nos sintamos más satisfechos.

Categorías
Crónicas

VIII Jornadas OPTIMA LAB: Forjando el futuro

“Siempre en movimiento está el futuro”. Maestro Yoda

Hace unos días, el 12 y 13 de enero de 2017, celebramos las octavas Jornadas de Innovación de OPTIMA LAB.

Dedicamos gran parte de las Jornadas a trabajar en proyectos relacionados con Responsabilidad Social Artesana (RSA), porque las personas que formamos parte de esta Red Productiva seguimos empeñadas en ofrecer valor real a la sociedad por medio de nuestro trabajo, y queremos hacer de 2017 el año de la efectividad.

También tuvimos un interesante debate sobre qué significa formas de venta no intrusivas y dedicamos tiempo y energía a trabajar en estrategias comerciales encaminadas, fundamentalmente, a la comercialización del nuevo estándar en productividad personal, es decir, la formación oficial de GTD® en España.

La novedad más significativa de estas jornadas, para mí, ha sido la presencia activa de Jordi Fortuny, el nuevo nodo de OPTIMA LAB, al que agradezco que pasara por alto su intención inicial de venir, ver, oír y callar, porque todas sus aportaciones me han resultado muy positivas y de gran utilidad.

Pero no todo han sido novedades. Hemos mantenido gran parte de nuestras “tradiciones”:

Como viene siendo habitual, hemos celebrado las jornadas una vez más en el Palacio de los Infantes de Euroforum en El Escorial. Hemos trabajado mucho – sin planificación previa – con intensidad y foco, eligiendo qué hacer en cada momento a partir de nuestras listas de acciones organizadas en Trello, trabajando según el tiempo y la energía.

También hemos cenado comida india, aunque esta vez no pudimos ir al restaurante hindú favorito de la red, El Tandoori Station de Madrid, y tuvimos que «conformarnos» con el restaurante Everest Tandoori Nepali-Indian. Y, por supuesto, hemos paseado después de las comidas por la preciosa Villa de El Escorial, para ayúdanos a hacer la digestión.

Otra tradición que mantenemos es esta de escribir nuestras crónicas de las Jornadas, que vas a poder leer en nuestros blogs:

Y, como siempre, ha sido un placer trabajar con vosotros: Antonio José Masiá, Cruz Guijarro, David Sánchez, Jerónimo Sánchez, Jodi Fortuny y José Miguel Bolívar. ¡Gracias! 🙂

Categorías
Series

Se+eficaz 28: Acción sin visión es pasar el tiempo

La acción sin visión es pasar el tiempo

“La diferencia entre las estructuras que apoyan y las que limitan es simplemente la adecuación a su finalidad.” David Allen

Cada uno de nosotros tenemos un estilo de trabajo particular.
Algunos preferimos hacer trabajo intelectual y otros estar atentos a todos los detalles. A algunos nos gusta tomar decisiones, a otros ser creativos; algunos somos buenos implantando estrategias y otros buenos estrategas. Independientemente de nuestras preferencias y nuestro rol de trabajo particular, hay dos actitudes muy diferentes que todos nosotros adoptamos en nuestra vida.

Estas dos actitudes son la del visionario y la del operario. Ambas se comportan de forma diferente y es recomendable evitar que entren en conflicto.

La actitud de visionario es la que hace que te dejes llevar por la inspiración y el pensamiento estratégico. La actitud del operario es la que hace que estés atareado decidiendo y realizando tareas sencillas.

David Allen nos propone una forma de trabajar para conseguir que la actividad de visionario y de operario convivan y estén coordinadas para aportarnos la máxima productividad personal.

La mayoría de las personas, aunque tenemos a los dos, visionario y operario, solemos tener uno más dominante que el otro. Si es así, te recomiendo que prestes atención al más débil y busques la forma de desarrollarlo para que aprenda a jugar su papel de forma óptima.

Para conseguir que las cosas se hagan, y además mantener la ilusión durante el tiempo en el que hacemos la tarea, es necesario contar con la ayuda de nuestro visionario y de nuestro operario.

Como decía Jack Welch: «La visión sin acción es un sueño. Acción sin visión es simplemente pasar el tiempo. Acción con visión es hacer una diferencia positiva.»

Categorías
Series

#Sé+Eficaz: Sé más eficaz con 52 claves para mejorar tu productividad personal

Sé más eficaz con 52 claves para mejorar tu productividad personal.

«Es una locura. No tenemos tiempo de hacer nuestro trabajo, por culpa de todo el trabajo que tenemos que hacer. Y cuidaríamos mucho más los detalles, si no tuviéramos tantos detalles que cuidar. Los mosquitos pueden echar al traste toda una expedición de caza mayor. Hay una luz al final de este túnel, pero para llegar hasta ella es preciso recorrerlo entero. A veces, la mayor ganancia en energía productiva vendrá como resultado de quitar las telarañas, resolver viejos asuntos y poner orden en nuestras cosas: debemos apartar toda la basura que nos impide avanzar.»

(David Allen, fragmento del libro Sé más eficaz)

Comienzo una nueva serie en el blog dedicada al libro de David Allen:  Sé más eficaz.

Mi intención es ir compartiendo contigo paso a paso, todos los jueves, durante 52 semanas, cada una de estas 52 claves que, en palabras del propio Allen son, «el resultado de más de dos décadas de explorar los mejores métodos para conseguir una forma más relajada, positiva y sostenible de vivir y trabajar».

Este libro, aunque no es uno de los más populares de David Allen, es mi preferido. Me gusta porque habla de manera muy sencilla de los principios productivos fundamentales de GTD y no tanto del propio «método» GTD. Soy de las personas a las que les cuesta hacer las cosas sin entender por qué hay que hacerlas de una determinada manera y no de otra, y conocer sus principios fundamentales me ayudó a entender mucho mejor la metodología GTD.

Este libro plantea estrategias útiles para ser más eficaz, con la ventaja añadida de que se pueden poner en práctica de forma independiente e inmediata. Mi intención es ir comentándolas, explicando en qué consiste cada una de las claves e ir incorporando también mi experiencia y mi punto de vista al respecto.

Deseo que esta nueva serie que ahora empiezo te resulte útil y te ayude a mejorar tu productividad personal.